En algunas imágenes
me recuerdo abrazándote,
colgada de tus brazos,
invitando a tus manos
para que se reúnan sobre mi espalda,

y no te miro a la cara
y espero las lágrimas
y pienso en mí sin ti
y luego en tu silencio

me acerco más;
dependo de la incierta palabra
que nunca mencionas

si pudiera detener tu pensamiento

si pudiera ser uno de tus sueños…