La noche me sacude mientras sueño
habla tan apresurada que apenas la entiendo
trata de decirme que no te has ido.

La noche me pesa
es una cárcel que amenaza con su tiempo vacío
y su oscuridad hace arder mis ojos en vela.

Sabe que me rendiré
que traeré tu imagen en rebeldía de su nada
que traeré tu voz para acallar su tormento.

La noche es tuya
te la ofrezco como mi último deseo
para que vengas y te ame en silencio.