Los gusanos como final de la cadena

En cada movimiento telúrico
mis cadenas van friccionándose
y moviéndose hasta ti.
Los aludes sepultan
la rabia acumulada de años
poco prósperos.
Y los pájaros asustados vuelan
haciendo círculos
sobre el sitio de su propia muerte.
Fieras sangrantes escapan
solamente aventajadas por los gusanos
que las devoran desde los interiores.

Mi realidad se derrumba.