Mis ilusiones se derraman
sobre un lienzo que se convierte en púrpura
al tiempo que sucumbe al atragantamiento

cubre y ahoga mi imaginación.

La tinta se destiende
como la sangre fluyendo a través de mis pensamientos.
Espesa, concentrada, tardía.