Rojo violento

Mi voz se levanta, como un canto sin tiempo que mis dedos quieren atrapar entre las cuerdas. Cerrar los ojos para respirar el mundo. Estallar mi corazón y escaparme con su música.